martes, 3 de mayo de 2016

La CNT exige la readmisión de la trabajadora de Unidad Editorial despedida tras un aborto

¡Un aborto indeseado es una desgracia, no una oportunidad para despedir a las mujeres!
La CNT exige la readmisión de Mónica Álvarez Domínguez, la trabajadora de DMedicina.com (perteneciente a Unidad Editorial) que fue despedida el pasado 18 de marzo al reincorporarse a su puesto tras una baja por aborto.
La trabajadora comunicó su embarazo a la empresa en diciembre de 2015, tal y como recomienda la Directiva 92/85/CEE del Consejo, relativa a la aplicación de medidas para promover la mejora de la seguridad y de la salud en el trabajo de la trabajadora embarazada.
En enero, en una revisión del embarazo, el equipo médico detectó que el desarrollo del feto se había interrumpido y le advirtió de la necesidad de someterse a una intervención quirúrgica urgente para vaciar el útero. La trabajadora informa a la empresa de su situación clínica e inicia un periodo de baja médica de 7 semanas. Al reincorporarse a su puesto, la empresa le abre un expediente sancionador que concluye con un despido disciplinario.
Hasta la fecha, la trabajadora no había recibido ningún tipo de queja sobre su desempeño profesional. De hecho, hacía solo 6 meses que había superado con éxito el periodo de prueba. La discriminación de las trabajadoras por embarazo o maternidad vulnera la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, así como el derecho constitucional al trabajo. Del mismo modo, la CNT recuerda a Unidad Editorial que el Estatuto de los Trabajadores tipifica como despido nulo la rescisión del contrato por motivos relacionados con el embarazo.
Despedir a una trabajadora solo porque haya demostrado su intención de ser madre es una práctica discriminatoria, ilegal y moralmente censurable. Unidad Editorial está coartando las posibilidades de la trabajadora de ser madre, privándola de su derecho al trabajo y de los ingresos económicos necesarios para la crianza de su hijo.